lunes, 24 de junio de 2013

Estanterías vacías


En todo el Carrefour (que mira que es grande el Carrefour), sólo hay un trocito de nevera dedicado a lácteos especiales. Este trocito está compartido por los yogures de leche ecológica (que por más ecológica que sea, es de vaca), y todos los demás (de leche de cabra, de oveja y soja, que no hay más).


¿Qué? Parece que estamos en la postguerra ¿eh?. Como no se llegan a ver los carteles, yo os lo cuento:

Los frascos de cristal son de yogur blanco de leche de cabra (ahora les quedan 2 frascos menos), los de abajo a la izquierda son de soja, con sabor a limón (no hay más sabores). Y todo lo demás es de leche de vaca.


 Cuando a una le dicen que no puede tomar leche de vaca (ni de oveja), la primera reacción es el pánico

"¿Y ahora qué leche puedo tomar?"

No te preocupes, que hay cientos de alternativas:

- Leche de cabra
- Leche de soja
- Leche de almendras
- Leche de arroz
- Leche de avena

Y tú te relajas y vas toda contenta al Carrefour a hacer tu compra alternativa. Y te encuentras con las neveras vacías.


Y ahí iba yo, rumiando mis penas y esperando mi turno para pagar mis 4 cositas insípidas a precio de oro cuandoen la caja me dieron. ¡Ahora por fín entiendo todo!


Me regalan un cupón para comprar leche (de vaca) ¡que beber leche es muy bueno! Fíjate, y a mi que el médico me ha dicho que no la tome...

Está claro que no comemos lo que queremos, sino lo que manda Carrefour.

O eso, o aprendes a hacer queso casero (y ya que estamos te compras una cabra, porque tampoco se vende leche entera de cabra, tan solo semidesnatada, y con eso no da ni para hacer unos yogures decentes)

Por cierto, también tuve que explicarle a la amable cajera que no puede tener toda la caja llena de migas de pan, porque los que no podemos tomar pan tenemos luego que limpiar toda la comida (contaminada de migas) que nos hemos llevado. Se sorprendió mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada