viernes, 9 de septiembre de 2011

Pan de molde

Durante muchos años creía que hacer pan era algo complicadísimo, reservado solo a gente rara con mucho tiempo libre. Para hacerlo tenías que tener "contactos" que te pasaran un preciado bien: la masa madre. Y una vez que la tenías, debías comprometerte firmemente a hacer pan todos los dias y guardar siempre un trocito de masa. Si fallabas un dia estabas perdida, se te estropeaba la  masa madre y tenías que pasar la vergüenza de volver a pedirla, aguantando los reproches de tus "contactos". Si te callabas era peor, tarde o temprano tus contactos te pedían masa para alguien y tenías que reconocer: ¡Hace dos meses que no hago pan!

Afortunadamente, puedes hacer pan sin pasar ese calvario si vives cerca de un Mercadona, porque te venden la levadura de panadero en paquetitos sin tanto misterio.
Pan de molde hecho con harina integral. Lleva trocitos de papaya deshidratada

Ingredientes
  • 1 vaso de agua
  • 1 vaso de leche
  • 1 taquito de mantequilla o un chorreón de aceite
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar al gusto
  • 1 pastilla de levadura fresca
  • Harina, la que admita

Elaboración

  • Se mezclan todos los ingredientes menos la harina y la levadura
  • Se calienta la mezcla a unos 40ºC (yo lo hago en el microondas)
  • Se desmenuza  la levadura en la mezcla tibia
  • Se añade, sin dejar de mezclar, toda la harina que admita hasta que la masa tome cuerpo
  • Se amasa un poco
  • Se deja levar tapado con film o con un trapo limpio en un sitio calido unos 3/4 de hora. La masa duplicará su volumen.
  • Se amasa de nuevo, con esto se perderá el volumen del levado, pero no importa.
  • Se prepara un molde rectangular como los de plum-cake, forrandolo con papel de hornear
  • Se da forma a un rollo de masa del tamaño del molde y se coloca al fondo (hay que calcular que volverá a levar al doble de su tamaño)
  • Con un cuchillo afilado, se hace una incisión a lo largo de la masa.
  • Como habrá sobrado la mitad de la masa, se puede preparar un segundo molde de la misma manera
  • Se deja levar de nuevo unos 3/4 de hora.
  • Uno de los moldes se puede congelar después del levado, para otro día
  • El otro molde se introduce en el horno a 200ºC 1/2 hora

Una vez fresco, se guarda en una bolsa o recipiente hermético y aguanta varios días

sábado, 2 de abril de 2011

Pan casero

Por fín me he animado, que hace tiempo que le tenía ganas. Es verdad que es muy fácil, y hasta rápido de hacer, sólo hay que estar pendiente de respetar los tiempos.


Y está tan bueno como aparenta.

Ingredientes
  • 250g de harina de repostería
  • 150-200ml de agua tibia (35-40ºC)
  • 1/2 pastilla de levadura fresca (suelen tenerla en las neveras junto a la mantequilla y el queso, son unos paquetitos que parecen pastillas individuales de mantequilla)
  • 1/2 -1 cucharadita de sal 
  • Un chorreón de aceite de oliva (opcional)

Elaboración

Se mezclan todos los ingredientes en un cuenco grande. Algunas levaduras se desmenuzan con la harina y otras se diluyen en el agua tibia, esta información suele ponerla el envase de la levaura. Se amasa la mezcla a mano o, si como a mi te molesta la sensación a masa pegajosa en las manos, con una cuchara de madera durante unos 5-10 minutos. Estará lista cuando sea homogénea, pegajosa y muy elástica.
Se tapa el cuenco con un paño y se deja reposar unas 2 horas o hasta que haya duplicado su volumen. 

Se amasa de nuevo, esta vez a mano, sobre la mesa de la cocina o sobre un trozo de papel de horno. Para que no se pegue a las manos, se pueden enharinar antes de meterlas en la masa. Dará la sensación de que hemos hecho el tonto, porque la masa se desinflará al trabajarla, pero es así.

Se da forma a los panecillos y se ponen, sin juntarlos demasiado, sobre la bandeja del horno, mejor si se usa un papel de horno para evitar que se peguen. Se dejan reposar 1 hora, tapados de nuevo con un paño.

Se pueden hacer marcas con un cuchillo afilado sobre la masa para que se haga la corteza de una forma u otra.

Se precalienta el horno a 200ºC y se hornean en la misma bandeja. El tiempo depende del tamaño del pan. Yo estos panecillos individuales los he horneado 30 minutos.

Variantes

Se puede usar una parte o toda la harina integral o probar con harinas de distintos cereales para probar sabores nuevos.

Se pueden añadir ingredientes extra en el segundo amasado, por ejemplo pasas, frutas desecadas, semillas, trocitos de chocolate,...

Es muy fácil hacer "bollitos preñaos" metiendo un trocito de chorizo, de foiegras, queso, salchicha, etc. en el centro del panecillo al darle forma.

Trucos


Como el proceso de amasado es entretenido, se puede hacer una vez con el doble o triple de la cantidad y congelar una parte. Para congelar, lo más fácil es hornear menos tiempo, por ejemplo 20 minutos, y congelar cada panecillo envuelto en film de cocina. Así, para comerlo, se hornea el tiempo que quede y parecerán recién hechos.

miércoles, 26 de enero de 2011

Crema de Calabaza

He descubierto la calabaza hace poco. Realmente no sabía qué hacer con ella y nunca la compraba. Y ahora me he vuelto una entusiasta:

  • Tiene un sabor suave y dulzón que recuerda un poco al camote, pero con una textura más cremosa
  • Está cargada de las vitaminas y antioxidantes más adecuados para la temporada que le corresponde, otoño-invierno: vitamina C y betacarotenos , especiales para combatir resfriados y cuidar ojos y piel.
  • Se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, que actuarían especialmente en el sistema digestivo y urinario (www.dietasyalimentos.com)
  • Y por si fuera poco, se recomienda su consumo para proteger la mucosa del estómago en casos de dispepsia, acidez, gastritis o úlcera de estómago (Salud por los alimentos, Jorge D. Pamplona Roger)

Ingredientes:
  • Un trozo de calabaza. En cualquier frutería podemos pedir que nos corten un trozo del tamaño adecuado, no se suele vender por piezas enteras.
  • Un chorro de aceite de oliva, si es virgen mejor
  • Una pizca de sal

Elaboración:

Se corta en dados la calabaza y se retira la parte de las pepitas y la piel, con cuidado, ya que es muy dura
Se pone a hervir la calabaza en agua con poca sal durante 20-30 minutos. Debe quedar tan blanda como una patata asada
Se pasan los trozos por el pasapures y se mezcla la crema con un chorreón de aceite de oliva y una pizca de sal si le hace falta.

Presentación

Se puede usar la crema como guarnición de carnes o pescados o servirla como plato único. Se puede decorar con huevo duro picado, miguitas de atún o daditos de jamón.
Combina bién con verduras verdes, como espinacas.

Trucos
Se pueden hervir varias raciones y guardar en la nevera los trozos de calabaza ya hervidos pero sin machacar. Aguantan en buen estado al menos 2 o 3 días. En mi corta experiencia con calabazas nunca la he dejado guardada tanto tiempo que se estropee, así que no puedo fijar un máximo.