miércoles, 26 de enero de 2011

Crema de Calabaza

He descubierto la calabaza hace poco. Realmente no sabía qué hacer con ella y nunca la compraba. Y ahora me he vuelto una entusiasta:

  • Tiene un sabor suave y dulzón que recuerda un poco al camote, pero con una textura más cremosa
  • Está cargada de las vitaminas y antioxidantes más adecuados para la temporada que le corresponde, otoño-invierno: vitamina C y betacarotenos , especiales para combatir resfriados y cuidar ojos y piel.
  • Se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, que actuarían especialmente en el sistema digestivo y urinario (www.dietasyalimentos.com)
  • Y por si fuera poco, se recomienda su consumo para proteger la mucosa del estómago en casos de dispepsia, acidez, gastritis o úlcera de estómago (Salud por los alimentos, Jorge D. Pamplona Roger)

Ingredientes:
  • Un trozo de calabaza. En cualquier frutería podemos pedir que nos corten un trozo del tamaño adecuado, no se suele vender por piezas enteras.
  • Un chorro de aceite de oliva, si es virgen mejor
  • Una pizca de sal

Elaboración:

Se corta en dados la calabaza y se retira la parte de las pepitas y la piel, con cuidado, ya que es muy dura
Se pone a hervir la calabaza en agua con poca sal durante 20-30 minutos. Debe quedar tan blanda como una patata asada
Se pasan los trozos por el pasapures y se mezcla la crema con un chorreón de aceite de oliva y una pizca de sal si le hace falta.

Presentación

Se puede usar la crema como guarnición de carnes o pescados o servirla como plato único. Se puede decorar con huevo duro picado, miguitas de atún o daditos de jamón.
Combina bién con verduras verdes, como espinacas.

Trucos
Se pueden hervir varias raciones y guardar en la nevera los trozos de calabaza ya hervidos pero sin machacar. Aguantan en buen estado al menos 2 o 3 días. En mi corta experiencia con calabazas nunca la he dejado guardada tanto tiempo que se estropee, así que no puedo fijar un máximo.