sábado, 2 de abril de 2011

Pan casero

Por fín me he animado, que hace tiempo que le tenía ganas. Es verdad que es muy fácil, y hasta rápido de hacer, sólo hay que estar pendiente de respetar los tiempos.


Y está tan bueno como aparenta.

Ingredientes
  • 250g de harina de repostería
  • 150-200ml de agua tibia (35-40ºC)
  • 1/2 pastilla de levadura fresca (suelen tenerla en las neveras junto a la mantequilla y el queso, son unos paquetitos que parecen pastillas individuales de mantequilla)
  • 1/2 -1 cucharadita de sal 
  • Un chorreón de aceite de oliva (opcional)

Elaboración

Se mezclan todos los ingredientes en un cuenco grande. Algunas levaduras se desmenuzan con la harina y otras se diluyen en el agua tibia, esta información suele ponerla el envase de la levaura. Se amasa la mezcla a mano o, si como a mi te molesta la sensación a masa pegajosa en las manos, con una cuchara de madera durante unos 5-10 minutos. Estará lista cuando sea homogénea, pegajosa y muy elástica.
Se tapa el cuenco con un paño y se deja reposar unas 2 horas o hasta que haya duplicado su volumen. 

Se amasa de nuevo, esta vez a mano, sobre la mesa de la cocina o sobre un trozo de papel de horno. Para que no se pegue a las manos, se pueden enharinar antes de meterlas en la masa. Dará la sensación de que hemos hecho el tonto, porque la masa se desinflará al trabajarla, pero es así.

Se da forma a los panecillos y se ponen, sin juntarlos demasiado, sobre la bandeja del horno, mejor si se usa un papel de horno para evitar que se peguen. Se dejan reposar 1 hora, tapados de nuevo con un paño.

Se pueden hacer marcas con un cuchillo afilado sobre la masa para que se haga la corteza de una forma u otra.

Se precalienta el horno a 200ºC y se hornean en la misma bandeja. El tiempo depende del tamaño del pan. Yo estos panecillos individuales los he horneado 30 minutos.

Variantes

Se puede usar una parte o toda la harina integral o probar con harinas de distintos cereales para probar sabores nuevos.

Se pueden añadir ingredientes extra en el segundo amasado, por ejemplo pasas, frutas desecadas, semillas, trocitos de chocolate,...

Es muy fácil hacer "bollitos preñaos" metiendo un trocito de chorizo, de foiegras, queso, salchicha, etc. en el centro del panecillo al darle forma.

Trucos


Como el proceso de amasado es entretenido, se puede hacer una vez con el doble o triple de la cantidad y congelar una parte. Para congelar, lo más fácil es hornear menos tiempo, por ejemplo 20 minutos, y congelar cada panecillo envuelto en film de cocina. Así, para comerlo, se hornea el tiempo que quede y parecerán recién hechos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada